EcoTruco con CAFÉ

lunes, 4 de junio de 2012

Remedio natural con CAFÉ
 Hoy toca remedio casero, ya que llega el verano, vamos a ayudar a hidratar nuestro cuerpo y en especial ciertas zonas en las que las mujeres en concreto debemos hacer más incapié. La verdad es que los resultados son bastante buenos y notas una sensación muy agradable en el cuerpo.

Vamos a crear una aceite de café y un exfoliante que utilizaremos en todo el cuerpo pero que esta destinado especialmente para aquellas zonas donde acumulamos más grasa, pueden ser sobre las partes posteriores de los muslos o la tripita. Por supuesto para ver resultados, como todo en la vida, se requiere constancia.

Para el aceite corporal:
  • -   Café molido, cualquier variedad nos vale, pero eso sí, no debe usarse descafeinado. Podemos reutilizar el café, pero tendrá más propiedades si lo utilizamos nuevo.
  • -      Aceite, podemos utilizar el que mas nos guste: aloe vera, almendras, yo concretamente utilizo de Aloe Vera, especialmente por su olor.


Preparación:

Ponemos en un recipiente, por ejemplo un bote de cristal de 150 ml (deberemos utilizarlo esterilizado a ser posible, como si fuéramos a envasar en conserva) 5 cucharadas soperas de café molido, si lo hacemos a ojo sería mas o menos un tercio del bote, y por último, lo rellenamos de aceite hasta arriba.
Dejamos macerar el aceite un mínimo de 4 semanas en un lugar fresco y seco, además su almacenaje debe realizarse en lugar oscuro, para que nuestro aceite no se ponga malo.

Una vez transcurrido el tiempo, colamos el aceite con un paño de algodón y con ello quedará separado el café. Una vez separado, el aceite ya está listo para ser usado.

Se puede aplicar diariamente.

Para el exfoliante:
  • -       Los restos del café que obtenemos al separarlo del aceite.
  • -       Azúcar
  • -       Un puñado de sal gorda.


Preparación:

En un bote de plástico, ya que lo usaremos en la ducha, mezclamos el café con el doble de cantidad de azúcar y una o dos cucharadas de sal gorda. Para que haga la función de exfoliar nuestra piel. Utilizaremos azucar hasta que consigamos una textura seca, ya que el café al estar prendido en aceite tiende a absorber el azúcar. Si utilizamos azucar moreno, no hará falta añadir sal gorda, la idea es obtener una textura granulosa para que ayude a eliminar las células muertas de la piel, y nos deje un resultado de piel tersa y muy suave.

Se aconseja una aplicación de este exfoliante una vez a la semana, incidiendo como ya he mencionado, en la parte de los muslos y el vientre, aunque puede ser usado para todo el cuerpo. Aplícalo con movimientos rotativos, irás notando la aspereza del exfoliante y la suavidad del café con los restos del aceite.

Las propiedades del café y en concreto su contenido de cafeína hace que reactive la circulación de la sangre y estimule nuestra piel.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Subscribe here!

Share

Search

LlenaLaNevera. Con la tecnología de Blogger.

Translate

What Readers like Most

Twitter

 

© 2011 LlenaLaNevera